domingo, 30 de diciembre de 2007

Para el Premio Nobel

La historia de esta chirusa insufrible colmó la paciencia de más de uno. Se debe haber cansado de gatear, y seguramente le hayan quedado pocos clientes, razón por la cual, no tuvo mejor idea que ponerse a delirar delante de un periodista de Semanario...

samanta farjat

No quiero imaginar lo que pueden llegar a ser las canciones infantiles escritas por Ricky Maravilla.
Imposible dejar de mencionar qué fina es la pose de Sami... Sin comentarios...