domingo, 6 de abril de 2008

Trauma Post Divorcio

La hermana de Iliana, tenía todas las fichas puestas para ser un verdadero ejemplo familiar... En lugar de seguir los pasos de su hermana, ella se fue a la UB y se puso a estudiar, hasta que gracias a ser "la hija de..." apareció en el programa de Neustadt hablando, lástima que dijo un par de burradas que en este momento no recuerdo, con toda la seriedad del mundo (En el curso de Ciencia Política del CBC el profesor explicó indignado cuáles eran las barbaridades que había dicho esta chica, si no, yo jamás me hubiera enterado...)
Pasaron los años, y algo debe haber ocurrido para que Marina no logre despegar como la gran analista económica y política que siempre quiso ser, y terminó trabajando de chimentera en programas de escasa calidad y nula producción, como ese que conducía junto al chusma de feria de Tobías Blanco en Canal 26....
La historia importante acá, es que, Marina se casó con su novio después de varios años, en el Pilar, con vestido de Piazza y fiesta en el Alvear incluídos.
Un buen día, la chica 10, decidió revolear la chancleta y como notera de un programejo insignificante, fue a jugar a ser copiloto de Marcos Di Palma, cuando este tenía las hormonas desbordadas cual estudiante secundario en primavera...
Tanta palanca de cambios, freno de mano y cinturón, entusiasmaron a Marina, quien empezó a recibir mensajes de texto y llamadas tramposas de Di Palma. La Jarana se terminó cuando el marido cazó el celular y descubrió lo que jamás hubiera querido... Se pudrió todo y ella terminó de patitas en la calle...
Di Palma la debe haber visto tres veces más. y ella se quedó sin el pan y sin la torta, y ocupando una cama en la casa de Iliana... Tan triste estaba, que un buen día decidió abrir su corazón y... Ahí estaba él... Deivid... El mismo que después vivió un tórrido romance con Ethel Brero...

calabro y kavlin 2004

De más está decir que esta paparruchada duró menos que Federico Ramón Puerta como Presidente de la Nación...
Después de un tiempo, ella se reconcilió con el marido, por poco tiempo, ya que ahora está con el coach de patinando por un sueño (más que sueño, lo de esta chica es una pesadilla. He Dicho)