lunes, 28 de mayo de 2007

Una Chica Delicada y Distinguida

Está bien. En el 93 la onda Versace era lo último de lo último, gracias a Carlo y la posibilidad de ir a Miami y conseguir copias baratas de diseñadores en cualquier tugurio. Claro, que todo lo que se usa en exceso parece una patada al higado.

Un gato vestido así no puede ir a ningún lugar más que a Play Woman for You ó alguno de esos locales donde ofrecen los servicios de mujeres de mala conducta