lunes, 16 de julio de 2007

Amigovios

Que Nicole Neumann tiene poca vergüenza no es ninguna novedad, de no haber sido así, jamás hubiera podido empezar a trabajar a los 12 años, conocer al padre acompañada por CARAS, casarse con Nacho Herrero en una fiesta de disfraces, y encima, permitirle que cante de la forma que lo hizo en plena fiesta. Tampoco le dio un poquito de vergüenza sacarse fotos casi en bolas junto a varios jugadores de futbol, entre los que se encpntraba el Poroto Cubero, que vamos a reconocerlo, el chico no está tan mal, eso si, que mantenga la boca cerrada así no se le escucha esa vocecita que tiene, y que no se vista sin antes consultar, porque puede llegar a ser un desastre.

Nicole y Poroto

Claro, Nicole lo largó al proyecto de cantante y se fue con Poroto a vivir a México.
Ella necesita urgente que le avisen que no está manejando el tema raíces, que pase rápido por la peluquería porque así no da para más.
Lo que realmente me intriga es si ella para terminar de cautivarlo, le habrá cantado esta terrible ODA que con su escasa vergüenza se animó a grabar...



Si yo fuera ella, mandaría a prender fuego todos los discos del planeta donde haya quedado registrado este papelón