lunes, 30 de julio de 2007

Mamarracho

Sujetos lamentables existen en todos los ambitos, y en el futbol abundan.
Ese es el caso de Daniel Lalin, otro de los tantos que se fueron de Racing llevandose hasta el pasto de la cancha de entrenamiento de la 3º división.
El día en que un experto en tiro le arrojó un redoblante en la pelada fue sublime. No porque yo esté a favor de la violencia, sino porque la imágen parecía de pelicula.
BTW, es una pena que todo lo que ahora pueda comprar sea tan espantoso como esta camisa que usó en el 2004 para inaugurar uno de sus tantos bodegones de Puerto Madero, eso si... cuando vi la foto, pensé que estaba en una fiesta de disfraces, pero PRONTO aclaró cuál era el evento y confirmé que el mal gusto es lo que predomina en este individuo

lalin 2004