viernes, 20 de julio de 2007

Quema La Arena

No puedo enumerar la cantidad de veces que pisé arena seca y sentí que estaba pisando una fogata. En esos casos, vale todo, pero todo tiene límites. El que parece que no los tiene, porque todo le chupa exactamente lo que mostró, es Bernardo.

neustadt 2001

Todo bien, la arena te quema hasta el apellido pero no se puede caer tan bajo...