sábado, 16 de junio de 2007

Gracias a la guita que me ha dado tanto....

En 1990, Marcelo Hugo recién estaba comenzando a conocer el exito y la fama gracias a que Gustavo Lutteral no quiso hacer Video Match y Yankelevich decidió llamarlo como reemplazo.

Esta foto es una demostración más de las cosas que hace la plata...


Si no fuera por la tele, él hoy seguiría sin el molar cuyo espacio se nota a la legua. Y la ex, bueh... Mientras duró, aprovechó y se hizo cuanto pudo... Me animaría a decir que Marce también pasó por el bisturí para retocarse la napia...